El boom de las asesorías empresariales online

De un tiempo a esta parte puede advertirse el gran número de asesorías y gestorías online que se han puesto en marcha en España. Ya sea a través de la nueva marca digital de una firma preexistente en el mercado tradicional o de una compañía nacida ad hoc para la prestación de estos servicios.

Incluso alguna de ellas está recibiendo el respaldo de grupos de inversión, como es el caso de declarando.es.

Sin duda, Internet está cambiando de forma radical el sector. Y está generando nuevas amenazas, retos y oportunidades en un proceso lento pero inexorable de transformación de su modelo de negocio.

Ahora es más viable para cualquier empresa captar clientes que no se encuentren en un entorno inmediato al de la sede física de la firma gracias a la comunicación digital. Como por ejemplo, con los nuevos canales, formatos y herramientas online que han venido a hacer más accesible la publicidad.

Pero sobre todo es más fácil gestionar el servicio de manera deslocalizada. Por lo que el cliente puede tener su sede en Bilbao y su asesor estar en cualquier otra parte.

Con lo anterior, las nuevas firmas de gestión y asesoramiento online amplían el tamaño de sus mercados potenciales. Pero también se enfrentan a una mayor competencia en un entorno que ya de por sí tiene barreras de entrada muy bajas.

Es evidente que gran parte de las compañías representativas de este ámbito llevan a cabo una estrategia de liderazgo en costes para poder ofrecer un producto con precio atractivo que les permita atraer al cliente.

Aprovechándose para ello de la tecnología para optimizar los procesos y recursos necesarios (especialmente humanos) en conjunción con la gestión compartida del servicio con el cliente.

Todavía recuerdo cuando colaboraba con una asesoría y algunos panaderos traían sus facturas el último día en una bolsa con restos de harina. Hoy este tipo de asesorías disponen de programas informáticos y plataformas en las que es normalmente obligatorio que el cliente suba su documentación e información directamente para su tramitación.

Por otra parte, desde el punto de vista del producto la nueva asesoría está siendo capaz de paquetizar el servicio. Lo que facilita la estandarización de procesos de trabajo y que el cliente sepa en todo momento por qué está pagando y por lo que no. A diferencia esto último de lo que muchas ocasiones ocurre con el modelo tradicional.

Aunque este tipo de empresas busca principalmente escalar el modelo de negocio con la introducción de sus innovaciones. Para crecer en mayor volumen y rapidez, así como en márgenes; lo que dotará a quienes lo consigan de una ventaja competitiva muy importante una vez se haya consolidado esta nueva categoría en el mercado a pesar de la entrada continua de nuevos rivales.

Y a partir de ahí también será muy interesante comprobar cómo se evoluciona desde la creación de un modelo de gestión online genérico como el que la mayoría de operadores están poniendo en marcha en la actualidad a otros especialmente enfocados en nichos concretos de clientes.

¿Qué va a ocurrir con las asesorías tradicionales?

No imagino a mis hijos gestionando sus obligaciones fiscales y laborales como lo hacían nuestros abuelos.

Pero no puede afirmarse tampoco que desaparecerán las asesorías por el simple hecho de ofrecer un servicio inmediato y presencial. Siempre habrán clientes que estén dispuestos a pagar más por un servicio de este tipo en función a sus necesidades y/o poder adquisitivo.

De hecho, como está ocurriendo en otros sectores, una enseña pionera en el asesoramiento online como ayudaTPYMES está desarrollando fórmulas para dar el paso hacia la asesoría de proximidad en combinación con el servicio digital que le está dando el músculo necesario para crecer en clientes y cartera de productos. Resultando muy curioso, por otro lado, cómo esta firma está virando con el paso de los años desde una simple asesoría low cost a otra de posicionamiento más complejo.

Por consiguiente, todo dependerá de la capacidad de cada uno de los players de adaptarse a las nuevas circunstancias del mercado.

Aun con ello ni siquiera pienso que se distinga en el futuro entre uno y otro tipo de asesorías (online vs tradicional). Sino que todas las que no desaparezcan harán uso – en mayor o menor medida- de las estrategias y herramientas que existan para conseguir sus objetivos. Y en este punto no solo la tecnología sino también el marketing para asesorías seguirán teniendo un papel crucial.

Deja un comentario

Los datos recogidos mediante este formulario son responsabilidad de FRANCISCO SANTIBÁÑEZ PÉREZ para gestionar los comentarios del usuario; que legitima dicha recepción y acepta la política de privacidad con su consentimiento expreso. Serán ubicados en los servidores de RAIOLA NETWORKS (LUGO). Pueden ejercerse en todo momento los derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad, supresión y oposición a través del correo hola @zerep.es.

Acepto la política de privacidad. *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, LSSI y protección de datos. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies